Fisiobárica

La eficacia que ofrecen los ejercicios fisioterapéuticos combinados con sesiones de cámara hiperbárica.

La eficacia que ofrecen los ejercicios fisioterapéuticos combinados con sesiones de cámara hiperbárica.

La fisioterapia es un tratamiento terapéutico y de rehabilitación que ayuda a prevenir, mejorar y tratar múltiples dolencias, de carácter agudo o crónico, por medio de diferentes técnicas manuales que se centran en los estiramientos, las tracciones y los masajes.

Cuando una persona padece alguna enfermedad o ha sufrido alguna lesión física, y ha perdido y/o se encuentra en riesgo de perder la movilidad o funciones físicas, los ejercicios fisioterapéuticos se centran en buscar la recuperación de la funcionalidad y el movimiento corporal.

¿Qué es lo que pasa cuando se integra la oxigenoterapia hiperbárica para acompañar los tratamientos de fisioterapia?

Al integrar el oxígeno hiperbárico en los tratamientos de fisioterapia, lo que se busca es brindar una terapia completa y efectiva, en donde se facilita la recuperación de las lesiones ligamentosas y/o músculo-esquelética, se fortalece el sistema inmunológico, y se reduce más rápidamente las contracturas, los edemas y el dolor.

Este tratamiento se lleva a cabo dentro de una cámara hiperbárica, en la cual la persona está sometida a un entorno en el cual puede respirar oxígeno puro al 100%. Esto produce un aumento de oxígeno en el plasma sanguíneo, el cual lleva y distribuye todo ese oxígeno por todo el organismo, acelerando así los procesos de recuperación de tejidos, ligamentos, fracturas y heridas,

Más información:

En Fisiobárica disponemos del equipo profesional para ofrecer este tratamiento y prestar un servicio completamente personalizado. Contamos con un Medico Hiperbárico que valora el estado de cada paciente y va evaluando los proceso de recuperación, la terapia es supervisada por un Camarista Hiperbárico que acompaña al paciente en las subidas y bajadas de presión dentro de la cámara, ateniéndose al protocolo y las pautas dadas inicialmente por el médico. En nuestro centro disponemos de una cámara monoplaza, oxylife 90, fabricada por Oxybarica.

Tarjeta Regalo con packs de FISIOTERAPIA + sesión en CÁMARA HIPERBÁRICA:

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

¿Cómo puede ayudar el tratamiento en la cámara hiperbárica a las personas mayores?

¿Cómo puede ayudar el tratamiento en la cámara hiperbárica a las personas mayores?

La oxigenoterapia hiperbárica es un tratamiento que se lleva a cabo dentro de un cilindro o cámara presurizada, llamada cámara hiperbárica. Siendo una terapia no invasiva en donde el paciente respira oxígeno puro a una presión mayor a la atmosférica.

Beneficios de la Medicina Hiperbárica en personas mayores:

El oxígeno hiperbárico ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, ya que aumenta la difusión y el paso de oxígeno a los tejidos, incrementa la recuperación de la movilidad articular y muscular, mejora la deficiencia circulatoria, y contiene efectos antiinflamatorios y regenerativos.

Al inhalar mayor cantidad de oxígeno, mayor es la concentración del oxígeno en el plasma sanguíneo; consiguiendo llegar a todo el organismo e incrementando los procesos de recuperación de enfermedades y/o patologías características de la edad adulta o el envejecimiento, como es el caso de los trastornos neurodegenerativos: Parkinson, Alzheimer y Demencia Senil, o aquellas afecciones que presentan inflamación crónica: Artritis, Artrosis y Fibromialgia.

¿Qué se debe tener en cuenta antes de realizarse este tratamiento?

Es importante acudir a un centro especializado en Medicina Hiperbárica que cuente todos los permisos necesarios para realizar este tratamiento, antes de que el paciente inicie la terapia dentro de la cámara hiperbárica debe hacerse un chequeo previo de tórax, pulmones y oídos. Siendo valorado por un médico hiperbárico del centro, el cual llevará un control del historial clínico y la recuperación de cada individuo. La sesión tiene que ser supervisada por un camarista hiperbárico el cual se encargará de las subidas de presión de forma paulatina y segura.

En el caso de pacientes con marcapasos se debe comprobar si el modelo resiste a la subida de presión.

Duración de cada sesión:

La sesión en cámara hiperbárica tiene una duración de hora y media (80 minutos).  Según cada historial clínico, se determinan los números de sesiones.

Más información:

En Fisiobárica disponemos del equipo profesional para ofrecer este tratamiento y prestar un servicio completamente personalizado. Contamos con un Medico Hiperbárico que valora el estado de cada paciente y va evaluando los proceso de recuperación, la terapia es supervisada por un Camarista Hiperbárico que acompaña al paciente en las subidas y bajadas de presión dentro de la cámara, ateniéndose al protocolo y las pautas dadas inicialmente por el médico. En nuestro centro disponemos de una cámara monoplaza, oxylife 90, fabricada por Oxybarica.

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

¿Cómo ayuda el oxígeno hiperbárico a las personas que padecen dolores crónicos?

¿Cómo ayuda el oxígeno hiperbárico a las personas que padecen dolores crónicos?

El dolor es un síntoma que aparece como señal, por parte del sistema nervioso central, para informar de que algo puede estar mal en el cuerpo u en el organismo, provocando diferentes molestias y apareciendo de forma aguda o crónica. En el caso del dolor agudo, es cuando la persona es alertada de que existe alguna lesión o problema que debe ser atendido.

Mientras que el dolor crónico es característico por aparecer de forma continua y prolongada, pudiendo deberse a alguna enfermedad como artritis reumatoidea, hernia de disco, migrañas, fibromialgia o cáncer, empeorando por factores ambientales y generando problemas psicológicos como depresión y/o ansiedad; impidiendo descansar y realizar tareas sencillas del día a día, afectando negativamente las relaciones personales, sociales y laborales.

Los beneficios que experimentan estos pacientes al estar expuestos a un ambiente hiperbárico:

El paciente que ingresa a una cámara hiperbárica está expuesto a un entorno con presiones superiores a las de la atmósfera, pudiendo así, respirar oxígeno puro al 100%. Esta exposición, hace que más oxígeno sea impulsado hacia todo el organismo por medio del torrente sanguíneo o plasma, llegando incluso hasta los lugares que necesitan más oxígeno y potencializando el sistema neurológico.

Diferentes ensayos clínicos han ido demostrando cómo esta terapia induce a la neuroplasticidad, lo que resulta en la restauración de las funciones cerebrales que sufren un deterioro crónico, haciendo que la persona experimenta una notable mejoría en la zona del dolor, interfiriendo en su estado anímico: disminuyendo la fatiga, el cansancio, la ansiedad y la depresión. También ayuda a fortalecer las capacidades físicas, mejorando las funciones cognitivas y motoras.

Más información:

En Fisiobárica disponemos del equipo profesional para ofrecer este tratamiento y prestar un servicio completamente personalizado. Contamos con un Medico Hiperbárico que valora el estado de cada paciente y va evaluando los proceso de recuperación, la terapia es supervisada por un Camarista Hiperbárico que acompaña al paciente en las subidas y bajadas de presión dentro de la cámara, ateniéndose al protocolo y las pautas dadas inicialmente por el médico. En nuestro centro disponemos de una cámara monoplaza, oxylife 90, fabricada por Oxybarica.

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

La oxigenoterapia hiperbárica ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral

La oxigenoterapia hiperbárica ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral

¿Qué es la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral (PC) es un trastorno que afecta el desarrollo psicomotor de la persona, dificultando el movimiento de forma voluntaria y coordinada. Compromete las funciones corporales donde interfieren las habilidades motoras y musculares, como son el caso de la respiración, el control de esfínteres, la alimentación y el aprendizaje. Pudiendo también, en muchos de los casos, interferir en problemas del habla, la vista y la audición.

¿Cuáles son sus causas?

Causada por lesiones cerebrales producidas principalmente en el periodo fetal, o antes de los 3 años. Estas son algunas de las consecuencias que pueden acabar en una parálisis cerebral:

  • Alguna infección que haya podido adquirir la madre durante el embarazo.
  • Accidente cerebrovascular mientras se está en el vientre materno o después del nacimiento.
  • Por una ictericia grave que se deja sin tratar durante bastante tiempo.
  • Algún a alteración de origen genético.
  • Por alguna complicación médica que haya sufrido la madre mientras se encontraba en estado de gestación.
  • Algún inconveniente en el momento del parto.
  • Si el bebé o el niño ha tenido: una intoxicación por plomo, una meningitis bacteriana, falta de irrigación sanguínea cerebral, el síndrome del bebé sacudido o haber sufrido algún accidente.

Son más propensos de tener una parálisis cerebral los bebés prematuros que los bebés nacidos a término. También hay riesgo en los embarazos múltiples (mellizos y trillizos), y en los bebés que nacen con bajo peso.

Existen tres tipos de parálisis cerebral:

  • Parálisis cerebral espástica: produce rigidez e inmovilidad.
  • Parálisis cerebral disquinética: provoca movimientos incontrolados.
  • Parálisis cerebral atáxica: alteraciones en el equilibrio y en la percepción de la profundidad.

Explicamos cómo el tratamiento con oxígeno hiperbárico ayuda a tratar positivamente los casos de parálisis cerebral:

Si bien entendemos que la parálisis cerebral es una enfermedad que no tiene cura, hay diferentes terapias y tratamientos que interfieren positivamente para mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen. Enfrentando y mejorando alguno de sus síntomas.

Dicho esto, hablamos de la terapia con oxígeno hiperbárico, en donde el paciente es tratado dentro de un cilindro presurizado, conocido comúnmente como cámara hiperbárica. Entorno en el cual se respira oxígeno puro para ser transportado en plasma por todo el organismo. Esta hiperoxigenación interfiere notablemente en las células del sistema nervioso; disminuyendo así, la espasticidad y otros síntomas relacionados con la parálisis cerebral: puede reducir la inflamación cerebral, proporcionar el crecimiento de nuevos tejidos cerebrales, aumentar la tonicidad muscular, incrementar la socialización, y ayudar a mejorar las capacidades del lenguaje y del habla.

Las neuronas que se encuentran es estado de penumbra isquémica, si no responden a terapias farmacológicas, es factible que obtengan mejor respuesta a la terapia con oxígeno, pudiendo recuperar total o parcialmente su actividad.

Otras terapias importantes que favorecen el estado de las personas con parálisis cerebral (PC):

  • Fisioterapia.
  • Terapia Ocupacional.
  • Logopedia.
  • Tratamientos quirúrgicos o cirugía ortopédica.

Más información:

En Fisiobárica disponemos del equipo profesional para ofrecer este tratamiento y prestar un servicio completamente personalizado. Contamos con un Medico Hiperbárico que valora el estado de cada paciente y va evaluando los proceso de recuperación, la terapia es supervisada por un Camarista Hiperbárico que acompaña al paciente en las subidas y bajadas de presión dentro de la cámara, ateniéndose al protocolo y las pautas dadas inicialmente por el médico. En nuestro centro disponemos de una cámara monoplaza, oxylife 90, fabricada por Oxybarica.

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

El oxígeno hiperbárico permite tratar heridas difíciles de cicatrizar

El oxígeno hiperbárico permite tratar heridas difíciles de cicatrizar

En algunos casos, los procesos de cicatrización de heridas pueden verse afectados y mostrar una recuperación bastante lenta y complicada. Existiendo diferentes factores que pueden retrasar e impedir la sanación, llevando al paciente a tener más probabilidades de infecciones, estrés emocional y/o de ser sometido a procedimientos quirúrgicos adicionales.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de cicatrización en el organismo?

En el proceso de cicatrización intervienen diferentes tipos de células y mediadores químicos, dividiéndose en tres fases: inflamación, proliferación y maduración. El proceso biológico orientado a una perfecta reparación de la herida, se desarrolla de la siguiente manera:

Las plaquetas son las primeras en llegar a la parte afectada, y posteriormente aparecen los macrófagos y los fibroblastos. Todos estos componentes celulares son los encargados de organizar y producir las citoquinas; que son unas proteínas mediadoras esenciales en los procesos de curación; generando un aumento de la síntesis del colágeno y la angiogénesis, y dando paso a la manifestación del tejido granular, el cual logra finalmente que la lesión cicatrice.

¿Por qué el oxígeno juega un papel importante en el proceso de cicatrización de heridas?

Juega un papel importante, ya que la inhalación de oxígeno puro al 100%, como se produce en la terapia de OHB (Oxigenación Hiperbárica), aumenta la presión parcial de oxígeno en los tejidos, y facilita su transporte por todo el organismo. Estimulando la síntesis de colágeno, la producción de fibroblastos y la neoformación vascular, que son los procesos necesarios que se llevan a cabo para conseguir una rápida cicatrización.

Heridas Crónicas Hipóxicas:

Hay sujetos, que según las características de las heridas, les sea más dificultoso el proceso de curación, y por ello la terapia con oxígeno hiperbárico es una excelente opción para ayudar en el proceso de recuperación de estos pacientes.

Podemos definir como lesión crónica, a todas aquellas heridas que no han cicatrizado después de un periodo largo de tiempo. Generalmente, es porque en la lesión existe hipoxia e isquemia. Patologías consideradas en esta categoría, son: Escaras de Decúbito, Úlceras Arteriales y Venosas, Pie Diabético Complicado, Úlceras por Radioterapia y otro tipo de Heridas Crónicas.

También hablamos de enfermedades que influyen y entorpecen los procesos de cicatrización, como: diabetes mellitus, insuficiencia arterial o venosa, obesidad, tabaquismo y enfermedades autoinmunes.

Protocolo recomendado para este tipo de heridas crónicas dentro de la cámara hiperbárica

20 sesiones de 60 minutos, subida de presión a 2 / 2,4 ATAs, cinco veces por semana. En donde el Médico Hiperbárico irá evaluando la evolución de la cicatrización de cada paciente.

Más información:

En Fisiobárica disponemos del equipo profesional para ofrecer este tratamiento y prestar un servicio completamente personalizado. Contamos con un Medico Hiperbárico que valora el estado de cada paciente y va evaluando los proceso de recuperación, la terapia es supervisada por un Camarista Hiperbárico que acompaña al paciente en las subidas y bajadas de presión dentro de la cámara, ateniéndose al protocolo y las pautas dadas inicialmente por el médico. En nuestro centro disponemos de una cámara monoplaza, oxylife 90, fabricada por Oxybarica.

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Día mundial del Alzheimer, tratamiento con Medicina Hiperbárica

Día mundial del Alzheimer, tratamiento con Medicina Hiperbárica

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa, también conocida como demencia senil. Las personas que padecen esta enfermedad pierden la autonomía, y sus capacidades funcionales e intelectuales se van agravando progresivamente, afectando las funciones cognitivas y conductuales; produciendo desorientación temporal, pérdidas de memoria y del lenguaje. Por lo general, se presenta en una edad avanzada, entre los 60 y 70 años.

Los tratamiento de oxigenación hiperbárica pueden mejorar los síntomas del Alzheimer

Se ha demostrado que la terapia de oxigenación hiperbárica (OHB) mejora las funciones neurológicas y la calidad de vida al sufrir incidentes tales como apoplejía y lesiones cerebrales traumáticas.

La perspectiva actual, también describe un estudio realizado por la universidad de Tel Aviv (TAU) en Israel, el cual demuestra que los tratamientos de oxigenación hiperbárica mejoran los síntomas sufridos en  pacientes con la enfermedad de Alzheimer.

Investigación publicada por la revista Neurobiology of Aging:

Fue llevada a cabo por el estudiante de doctorado Ronit Shapira de la facultad Life Sciences de la TAU, y los profesores Beka Solomon y Dan Frenkel pertenecientes a la escuela de Sagol de Neurociencia y a la facultad Life Sciences de la TAU, y el profesor Shai Efrati de la facultad de Medicina Sackler de la TAU, la Escuela de Neurociencia Sagol y el Centro Médico Assaf-Harofeh.

Estos científicos utilizaron ratones con la enfermedad de Alzheimer y durante 14 días los fueron metiendo, durante una hora, dentro de una cámara hiperbárica adecuada para animales pequeños. Observando su comportamiento, así como sometiendolos a pruebas bioquímicas de tejidos para ir evaluando la terapia de oxigenación hiperbárica en la enfermedad. Descubriendo que la neuroinflamación de los animales se reducía en un 40%, y presentaban una mejoría en las tareas de comportamiento.

“El tratamiento con oxígeno hiperbárico es una terapia segura y bien tolerada, utilizada en clínicas de todo el mundo para diversas afecciones médicas, incluidos los trastornos neurológicos. Aunque se necesita más investigación para dilucidar los mecanismos beneficiosos subyacentes de la terapia y evaluar sus efectos beneficiosos en diversas enfermedades mentales. Vemos que tiene un gran potencial para el tratamiento de Alzheimer, hemos demostrado por primera vez que esta terapia puede corregir los déficits conductuales asociados a dicha enfermedad” , dijó Shapira.

Este y otros estudios han demostrado que el oxígeno es una herramienta importante para luchar contra el Alzheimer, ya que reduce la isquemia cerebral que produce la insuficiencia de flujo sanguíneo en determinadas zonas del cerebro, logrando llegar a las células nerviosas de esas zonas que se ven privadas de oxígenos y nutrientes, y mejorando el funcionamiento del organismo.

“La oxigenación hiperbárica consiste en suministrar oxígeno puro dentro de una cámara, a una presión mayor a la atmosférica. A mayor presión, mayor cantidad de oxígeno inhalado se disuelve en plasma, elevando considerablemente el nivel de oxígeno en sangre, pudiendo llegar a todo el organismo. Estimulando así la liberación de factores de crecimiento y células madres, y ayudando a la recuperación de diferentes enfermedades”.

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Los orígenes de la medicina hiperbárica

Los orígenes de la medicina hiperbárica

La oxigenoterapia hiperbárica es un tratamiento conocido desde hace 300 años. Siendo una modalidad terapéutica que se basa en someter a un sujeto a presiones parciales de oxígeno puro, llevada a cabo dentro de una cámara hiperbárica, con una presión mayor a la atmosférica. Esto hace que haya niveles superiores de oxígeno en sangre para ser transportado por todo los rincones del organismo, acelerando los procesos de recuperación e incrementando el bienestar físico de la persona.

Aunque todo lo documentado anterior a 1961, solamente cuenta con un valor histórico y anecdótico, es importante conocerlo. Haremos un recorrido desde el presente, y luego saltaremos de atrás hacia adelante sobre las fechas históricas importantes que ilustran evolución de la OHB.

Presente:

Actualmente, la oxigenación hiperbárica es desarrollada en casi todos los países del mundo, y en los últimos 52 años ha tenido mayor impacto en el campo de la medicina para ayudar a tratar diferentes enfermedades y patologías.

Está muy desarrollada en Noruega, Francia, Inglaterra, Italia, España, Grecia, Portugal, Finlandia, Alemania y Austria, contando en Europa con la sociedad científica europea, la European Underwater and Baromedical Society, dedicada a estudiar y promover el desarrollo de la Medicina Hiperbárica, y con el European Committee for Hyperbaric Medicine, organismo encargado de dictar las normas y los protocolos de investigación.

Estados Unidos es uno de los países pioneros y referentes en la Médicina Hiperbárica, hay alrededor de 600 cámaras hiperbáricas, contando con la Sociedad Americana Undersea and Hyperbaric Medical Society (UHMS) y con el Colegio Americano de Medicina Hiperbárica (American College of Hyperbaric Medicine), que reúnen más de 2000 miembros y médicos hiperbáricos.

Rusia cuenta hoy en día con más de 500 centros de OHB, y desde 1996 se edita la Revista de Medicina y fisiología Hiperbárica.

Los diferentes estudios médicos y científicos han ido avanzando notablemente, y han ido comprobando su eficacia en tratamientos del síndrome de descompresión, embolia gaseosa, intoxicación por monóxido de carbono, necrosis y/o infecciones necrotizantes de tejidos blandos, osteonecrosis, pie diabético, anemia, quemaduras, heridas, accidentes cerebrovasculares, enfermedad de Parkinson, parálisis cerebral, migrañas, esclerosis múltiple, sordera súbita, enfermedad inflamatoria intestinal, artritis, artrosis, apneas del sueño, entre otras.

También se ha convertido en un soporte para mejorar la lesiones deportivas y musculares, como para ayudar a los deportistas élite a mejorar su rendimiento físico y a encontrar una rápida compensación en su cuerpo después de un overtraining.

1662 - Primer uso documentado de la cámara hiperbárica:

El primer uso de la cámara hiperbárica fue anterior al descubrimiento del oxígeno, el clérigo británico Henshaw (fisiólogo y médico) vislumbro que el aumento de la presión del aire podría aliviar algunas lesiones agudas. Mientras que, según él, las presiones bajas podrían ser útiles en las patologías crónicas. Henshaw construyó una cámara que fue híper e hipobárica. Todavía no existía ninguna razón científica para aplicar este tratamiento.

La idea de Henshaw fue posteriormente aplicada en diferentes países de Europa para mejorar la salud con los “Baños de Aire Comprimido”, era como se llamaba esta terapia en ese entonces. La gente respiraba aire, no oxígeno, pero aumentando la presión del aire, sube la presión parcial de oxígeno. Este aumento resultó ser beneficioso, pero todavía no entendido por los médicos que aplicaban las sesiones de cámara.

1775 - Aislamiento del oxígeno en forma gaseosa:

Equipamiento utilizado por Priestley en sus experimentos con gases.

Joseph Priestley, científico y teólogo inglés, fue uno de los primeros en aislar el oxígeno en forma gaseosa (aunque este hecho también les ha sido atribuido, con cierto fundamento, a Carl Wilhelm Scheele y Antoine Lavoisier). En todo caso, fue uno de los primeros en aislarlo en forma gaseosa, y el primero en reconocer su papel fundamental para los organismos vivos. Le llamó “aire desflogistizado”, (Scheele le había llamado aire ígneo, y Lavoisier, oxígeno).

1834 - Construcción de la primera cámara hiperbárica monoplaza en Europa:

El médico francés Junod construye una cámara hiperbárica para tratar afecciones pulmonares. Los “baños de aire comprimido” se extendieron por toda Europa y atrajeron a pacientes de sitios lejanos (incluido Estados Unidos).

1837 - Construcción de la primera cámara hiperbárica multiplaza en Europa:

El cirujano francés Charles Gabriel Pravaz construye una cámara hiperbárica capaz de tratar 50 pacientes.

1837 / 1877 - Se abren los llamados “Centros Neumáticos” :

En varias ciudades de Europa (Berlín, Amsterdam, Bruselas, Londres, Viena y Milán) se abrieron los llamados “Centros Neumáticos”, entre los que destaco el que fue fundado por Bertini en Montpellier.

1860 - Primera cámara hiperbárica construida en América:

La primera cámara construida en el continente americano fue en Oshawa, Canadá en 1860. Un año después, Corning construyó en New York la primera cámara hiperbárica en los Estados Unidos.

1878 - Paul Bert publicó la obra "Le Pression Baromeetrique":

Paul Bert

Paul Bert publicó la obraLa Pression Baroméetrique: recherches de physiologie expéerimentale”, donde describe los resultados de someter al organismo a variaciones de la presión atmosférica y de la presión de oxígeno. Se refiere también a la hipoxia y a la hiperoxia.

1879 - Quirófanos sobre ruedas:

El cirujano francés Fontaine, construye un quirófano sobre ruedas, que podía presurizarse. En este quirófano fueron realizados más de 20 procedimientos quirúrgicos usando el óxido nitroso como anestésico.

La anestesia profunda era factible por el aumento proporcional de la presión parcial de gases con la presurización; el aire comprimido a 2 atmósferas producía el efecto de respirar el doble de oxígeno, lo que hacía la anestesia más segura. Según las observaciones de Fontaine, las hernias se reducían más fácilmente y el color de la piel de los pacientes era normal al salir de la anestesia, no se observaba cianosis (Coloración azul o lívida de la piel y de las mucosas que se produce a causa de una oxigenación deficiente de la sangre, debido generalmente a anomalías cardíacas y también a problemas respiratorios).

La experiencia de Fontaine con la cirugía hiperbárica, corresponde al periodo semi- científico del uso del aire comprimido para los fines terapéuticos, ya que él escribió el primer artículo sobre el uso del aire comprimido como un método coadyuvante en cirugía.

1905 - John Scott Haldane es considerado el padre de la Teoría de la Descompresión moderna:

Cámara hiperbárica de John Scott Haldane

John Scott Haldane, graduado en medicina por a Universidad de Edimburgo, y reputado fisiólogo escocés, es considerado el padre de la Teoría de la Descompresión moderna y es el primer científico en aplicar la ciencia para predecir los efectos de la descompresión y evitar los numerosos casos de Enfermedad Descompresiva sufrida por trabajadores en ambientes hiperbáricos, como mineros y sobre todo por los operarios de la construcción de los grandes puentes de la época, como el Puente de Brooklyn, cuyos pilares se encuentran a 30 m de profundidad bajo el lecho marino del Río Hudson. 

Los resultados de su investigación acerca de los efectos de la deficiencia de oxígeno y el ejercicio muscular en la respiración, desarrollados en colaboración con el Dr. John Gillies Priestley, son publicados en “The Journal of Physiology” en 1905, concluyendo que el reflejo respiratorio, se produce por el exceso del dióxido de carbono que llega a la sangre arterial del cerebro, más que por la falta de oxígeno.

Cámara hiperbárica de John Scott Haldane

John Scott Haldane, graduado en medicina por a Universidad de Edimburgo, y reputado fisiólogo escocés, es considerado el padre de la Teoría de la Descompresión moderna y es el primer científico en aplicar la ciencia para predecir los efectos de la descompresión y evitar los numerosos casos de Enfermedad Descompresiva sufrida por trabajadores en ambientes hiperbáricos, como mineros y sobre todo por los operarios de la construcción de los grandes puentes de la época, como el Puente de Brooklyn, cuyos pilares se encuentran a 30 m de profundidad bajo el lecho marino del Río Hudson.

Los resultados de su investigación acerca de los efectos de la deficiencia de oxígeno y el ejercicio muscular en la respiración, desarrollados en colaboración con el Dr. John Gillies Priestley, son publicados en “The Journal of Physiology” en 1905, concluyendo que el reflejo respiratorio, se produce por el exceso del dióxido de carbono que llega a la sangre arterial del cerebro, más que por la falta de oxígeno.​

1921 - Se usa oxígeno para tratar estados hipóxicos:

Hospital “Bola de Acero”

Orville J.Cunninghan, profesor de anestesia en la Universidad de Kansas (Kansas City), usa la presión parcial elevada de oxígeno para tratar estados hipóxicos, y observa que pacientes con problemas cardiacos y alteraciones circulatorias, que se sentían mal viviendo en las montañas, mejoraban a nivel del mar, por lo que considera que aumentar la presión puede ser beneficioso para estas personas.

Orville J.Cunninghan trato al Sr. Timkin, de una enfermedad renal, en la cámara hiperbárica, curándolo y este agradecido construyó una cámara de 5 pisos y 19,5 m de diámetro siendo la cámara más grande que había existido hasta ese momento, se apodaba “La bola de acero”. Este hospital, ubicado en Cleveland (Ohio), tenía dentro un cuarto para fumadores en el último piso, comedores y cuartos individuales. Este hospital se presurizaba hasta a 3 ATA.

Cunningham consideró que algunos microorganismos anaeróbicos eran responsables de enfermedades como hipertensión, uremia, diabetes y cáncer, y que la terapia con aire comprimido ayudaba a producir la destrucción de estos microorganismos.

Hospital “Bola de Acero”

Orville J.Cunninghan, profesor de anestesia en la Universidad de Kansas (Kansas City), usa la presión parcial elevada de oxígeno para tratar estados hipóxicos, y observa que pacientes con problemas cardiacos y alteraciones circulatorias, que se sentían mal viviendo en las montañas, mejoraban a nivel del mar, por lo que considera que aumentar la presión puede ser beneficioso para estas personas.

Orville J.Cunninghan trato al Sr. Timkin, de una enfermedad renal, en la cámara hiperbárica, curándolo y este agradecido construyó una cámara de 5 pisos y 19,5 m de diámetro siendo la cámara más grande que había existido hasta ese momento, se apodaba “La bola de acero”. Este hospital, ubicado en Cleveland (Ohio), tenía dentro un cuarto para fumadores en el último piso, comedores y cuartos individuales. Este hospital se presurizaba hasta a 3 ATA.

Cunningham consideró que algunos microorganismos anaeróbicos eran responsables de enfermedades como hipertensión, uremia, diabetes y cáncer, y que la terapia con aire comprimido ayudaba a producir la destrucción de estos microorganismos.

En 1930, “bola de acero fue desmontada”:

La Asociación Médica Americana y el Colegio de Médicos de Cleveland, por no tener ninguna justificación científica como base de sus tratamientos, le obligaron en 1930 a cerrar su hospital. Lamentablemente, la “bola de acero” fue desmontada durante la Segunda Guerra Mundial, para usar el material.

1933 - Se empieza a utilizar la cámara hiperbárica en el buceo:

Damant y Philips, de la Armada de Inglaterra, comienzan a utilizar la respiración de oxígeno en cámara hiperbárica para disminuir los tiempos de descompresión después de bucear.

1950 - Se empieza a utilizar la cámara hiperbárica para la cirugía:

En los años 50 del siglo pasado, los cardiocirujanos, entre ellos el Dr. Christian Barnard empezaron a utilizar el oxígeno hiperbárico, en las intervenciones de valvulopatias congénitas o adquiridas y en la enfermedad coronaria, ya que necesitaban aumentar la presión parcial del oxígeno en sangre.

El uso científico moderno de la cámara hiperbárica se inicia con los trabajos del Dr. Ite Boerema, Profesor de Cirugía en la Universidad de Ámsterdam, quien propuso usar el oxígeno hiperbárico para aumentar la tolerancia del paro cardíaco por los pacientes. El Dr. Churchill Davidson, en Inglaterra, fue el primero que en 1955 empezó a aplicar la oxigenoterapia hiperbárica para potenciar el efecto de irradiación en los pacientes oncológicos.

El Dr. Boerema puede ser considerado como el precursor de la cirugía hiperbárica. Las primeras investigaciones se llevaron a cabo en animales utilizando el tanque hiperbárico de Den Helder. Los investigadores comprobaron que los cerdos que inhalaban oxígeno a una presión de 3 atmósferas podían sobrevivir durante periodos de 15 minutos, con solamente 0,4% de hemoglobina, ya que sus cuerpos se saturaban de oxígeno disuelto en plasma, y cuando volvían a presión atmosférica y se les restituía la sangre extraída, los animales seguían viviendo. Sobre este experimento Boerema publicó un artículo con el título “La vida sin sangre”. La repercusión de este experimento fue trascendente.

1959 - Se construye en Holanda el primer quirófano hiperbárico:

Se construyó en el hospital Wilhelmina Gasthuis de Ámsterdam una gigantesca cámara de acero que contenía en su interior un quirófano de 3,5 x 5,5, un pequeño armario para instrumental y una antesala donde los médicos y enfermeras se sometían a la compresión o descompresión. La hiperpresión de 3 atmósferas se lograba en 12 minutos.

1960 - Primeras Experiencias quirúrgicas bajo hiperbaria:

Se practicaron en niños afectados de cardiopatías congénitas. Por aquellos tiempos, se introducían en la cámara hiperbárica pacientes coronarios que habían sufrido un infarto. Si el lapso de tiempo desde el comienzo del ataque no superaba las 2 horas, esta técnica permitía superar la crisis.

Tratamiento hiperbárico en gangrena gaseosa:

25 de octubre de 1960 fue tratado el primer paciente con gangrena gaseosa en cámara hiperbárica del hospital de Ámsterdam Wilhelmina Gasthuis. Boerema, profesor de cirugía de la Universidad de Ámsterdam, utilizó el OHB para revitalizar colgajos de piel en politraumatizados, fracturas complicadas y casos de congelación.

1963 - Primer congreso de medicina hiperbárica:

Boerema crea el Congreso Internacional de Medicina Hiperbárica que se reúne cada 3 años. En Barcelona, el encuentro tuvo lugar en septiembre del 2005, Este es la organización más antigua que existe de medicina hiperbárica.

1967 - Se inicia la oxigenación hiperbárica en cuba:

En América Latina el gran desarrollo de la OHB se inicia en Cuba, impulsado por el profesor Manuel Castellanos en 1967.

1973 - Se crea el Instituto Karolinska en Estocolmo:

En 1973 se fundó, en el Instituto Karolinska de Estocolmo, la Sociedad Europea de Baromedicina Subacuática (European Underwater and Baromedical Society, EUBS), que desde entonces celebra congresos anuales. A todo lo dicho se añade también el Comité Europeo de Medicina Hiperbárica (European Committee for Hyperbaric Medicine, ECHM).

1974 / 1990 - Se crea un barocentro en Moscú:

Se crea dentro del Instituto Científico de Cirugía Clínica y Experimental, con 6 cámaras multiplazas, en donde se realizaron más de 1000 intervenciones quirúrgicas cardiovasculares.

En los años 80, aparecieron en toda la Unión Soviética más de 700 centros de OHB, con cámaras multiplazas y monoplazas. El tratamiento fue aplicado en muchas enfermedades, entre otras, en la ayuda al parto de mujeres con cardiopatías.

Más información:

En Fisiobárica disponemos del equipo profesional para ofrecer este tratamiento y prestar un servicio completamente personalizado. Contamos con un Medico Hiperbárico que valora el estado de cada paciente y va evaluando los proceso de recuperación, la terapia es supervisada por un Camarista Hiperbárico que acompaña al paciente en las subidas y bajadas de presión dentro de la cámara, ateniéndose al protocolo y las pautas dadas inicialmente por el médico. En nuestro centro disponemos de una cámara monoplaza, oxylife 90, fabricada por Oxybarica.

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Los beneficios del oxígeno hiperbárico para tratar a personas con el síndrome de apnea-hipoapnea del sueño (SAHS)

Los beneficios del oxígeno hiperbárico para tratar a personas con el síndrome de apnea-hipoapnea del sueño (SAHS)

Padecer trastornos en el sueño puede provocar graves problemas de salud, siendo de gran importancia el dormir bien. No solo se habla de los problemas de insomnio, si no que hay también otros trastornos que pueden afectar gravemente el buen funcionamiento del organismo, como es el caso de las apneas e hipoapneas del sueño, en donde se producen episodios repetidos del cierre de las vías respiratorias cuando la persona duerme.

¿De qué trata y cómo se origina este síndrome?

Se originan los casos de apnea-hipoapnea cuando se deja de respirar, repetidas veces, durante el sueño por 10 segundos o más. Se le llama apnea cuando el cierre u obstrucción del paso del aire es total, y cuando se produce de manera parcial se le denomina hipoapnea. Normalmente son precedidas y acompañadas de fuertes ronquidos.

Produciéndose, en ambos casos: disminución del oxígeno en sangre, elevación del dióxido de carbono que envía mensajes al cerebro para poder respirar, despertares inconscientes con la sensación de haber tenido un sueño poco reparador, somnolencia, cansancio y sueño durante el día con alteraciones en el estado de ánimo. Aumentando el riesgos de padecer hipertensión, enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y diabetes.

La gravedad del síndrome se mide según el número de apneas/hipoapneas por hora de sueño:

  • Leve= 5-15 a la hora.
  • Moderado= 15-30 a la hora.
  • Grave= si se detectan más de 30 a la hora.

¿Cómo tratar las apneas-hipoapneas de sueño con oxigenoterapia hiperbárica?

Es un tratamiento que se lleva a cabo dentro de una cámara hiperbárica, en donde el individuo respira oxígeno al 100% a una presión mayor al de la atmósfera, aumentando considerablemente el oxígeno en sangre para ser transportado por todo el organismo, generando una fuerte hiperoxia que propaga la reparación del tejido nervioso y tiene efectos sobre los neurotransmisores.

Para tratar los trastornos del sueño, se necesita de varias sesiones en las cuales se sube al paciente a presiones de 3ATAs. Consiguiendo así, una terapia completa que logra la desaparición de los episodios de apneas mientras se corrigen todos sus síntomas y se equilibra el monóxido de carbono.

Otros hábitos saludables que ayudarán a mejorar la apnea de sueño:

Crear cambios más saludables en el estilo de vida, como la pérdida de peso (en caso de que se sufra de sobrepeso), ya que la obesidad es un factor de riesgo bien conocido para la apnea del sueño. Dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol antes de acostarse a dormir, ambos se asocian a los ronquidos y las apneas. También a algunas personas les ayuda cambiar la posición para dormir, dormir de costado en lugar de espalda.

Más información:

En Fisiobárica disponemos del equipo profesional para ofrecer este tratamiento y prestar un servicio completamente personalizado. Contamos con un Medico Hiperbárico que valora el estado de cada paciente y va evaluando los proceso de recuperación, la terapia es supervisada por un Camarista Hiperbárico que acompaña al paciente en las subidas y bajadas de presión dentro de la cámara, ateniéndose al protocolo y las pautas dadas inicialmente por el médico. En nuestro centro disponemos de una cámara monoplaza, oxylife 90, fabricada por Oxybarica.

¿En qué te podemos ayudar? Solicita tu cita previa.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies